jueves, 23 de mayo de 2013

Twitter eleva la seguridad de las cuentas en dos aleteos

Twitter ofrece enlistarse a un programa de verificación de cuenta para que, al momento de iniciar en la red social, el usuario tenga mayor seguridad y evite ser víctima de intromisiones de personas no autorizadas.

A través de una entrada en su blog, el pasado miércoles 22 de mayo, la red social del pájaro azul anunció que ha introducido la verificación de ingreso, una nueva característica para mejorar la protección de la cuenta de sus usuarios. 
La verificación de ingreso consiste en una forma de verificación de dos pasos. Al acceder a Twitter, aquellos que se inscriban a esta verificación, recibirán un código de seis dígitos en un mensaje de texto, o por correo electrónico, el cual tendrán que ingresar después de escribir el nombre de usuario y contraseña, como normalmente se hace.

Para activar la verificación de ingreso debes seguir estos pasos:



1. Visita la página de configuración de cuenta.
2. Seleccionar "Requerir un código de verificación cuando ingrese".
3. Haz clic en el enlace "añadir un teléfono" y sigue las instrucciones. 



Twitter ha recibido críticas por no contar anteriormente con este servicio y que, la ausencia de éste, ha permitido que empresas y medios informativos importantes hayan sido víctimas de intromisiones no autorizadas.

Otras compañías, como Google, Facebook y Microsoft, desde hace algún tiempo ofrecen la opción de una verificación de dos etapas. A diferencia de éstos, Twitter, solicita el código de verificación cada vez que el usuario inicie sesión, incluso cuando cierre sesión e inicie nuevamente desde el mismo dispositivo, como menciona el sitio web Sipse.com.

Aunque esta nueva función aumenta la seguridad a las cuentas, la red social de microblogging indicó que los usuarios deben seguir tomando las precauciones de siempre, por ejemplo, elegir contraseñas difíciles que sean únicas para sus cuentas en Twitter, de preferencia que cuenten con números, símbolos y letras; y no abrir vínculos en correos electrónicos que sean de procedencia desconocida o con contenido sospechoso.


¡Que el Marketing de acompañe!