viernes, 13 de septiembre de 2013

Stop Phubbing, más boca y menos manos

La tecnología avanza a una velocidad impresionante aunque sucede que, a veces, en vez de mejorar la comunicación interpersonal la interrumpe.

En ocasiones necesitamos de distracciones, un almuerzo con la familia o una buena plática con los amigos, pero ¿qué pasa cuando este momento de convivencia se vuelve de tecnovivencia?

Así como la violencia escolar ya tiene un nombre, bullying, de igual forma el desatender una conversación por utilizar algún aparato tecnológico se le nombra Phubbing.

¿Qué es el Phubbing?

Si te encuentras en una reunión y mientras platicas con alguien dejas de prestarle atención por ver tu celular, tableta o cualquier dispositivo similar, eso es phubbing.

Gracias a la proliferación del internet móvil y los smartphones como algo cotidiano, sin embargo, hay algunas personas a las cuales les causa molestia esta descortesía.

Campaña Stop Phubbing

Ante esta problemática social Alex Haigh, un joven australiano de 23 años, ha decidido tomar cartas en el asunto lanzando hace unas semanas el sitio Stop Phubbing, una campaña dirigida a denunciar lo que el define como "el acto de desairar a alguien en un entorno social mirando tu teléfono en vez de ponerle atención".

Stop Phubbing invita a los visitantes a crear conciencia en sus amigos sobre este problema, enviándoles un correo cuyo texto se comparte en el sitio, dejando espacios para que cada quien lo personalice.
Además, ofrece una serie de pósters con mensajes contra el phubbing para ser usados en restaurantes y otros lugares.

Incluso está disponible una tarjeta para ponerse en mesas de boda, y un espacio en la página para subir fotos de "phubbers" llamado The Phubbering Hall of Shame.
Datos

En este sitio se recogen estadísticas sobre este fenómeno social, además de abrir una votación para conocer lo que piensan los visitantes.

  • El 87% de 3,777 votos se manifiestan en contra del phubbing.
  • El 97% de las personas que sufren del phubbing dicen que su comida sabe peor cuando están en esa situación.

The Phubbering Hall of Shame
El sitio finaliza mencionando que expertos en etiqueta han calificado al phubbing como el fin de la civilización.

¿Apoyas esta campaña o prefieres ser phubber?